24 de abril de 2024

Logo
Logo

Netanyahu difunde plan posguerra: Gaza sin la UNRWA, desmilitarizada y bajo control israelí

Mientras Israel difunde su plan a mediano y largo plazo en Gaza y para la población civil, Egipto refuerza su muro para impedir el paso de los palestinos al sur de la Franja.
Mientras Israel difunde su plan a mediano y largo plazo en Gaza y para la población civil, Egipto refuerza su muro para impedir el paso de los palestinos al sur de la Franja.

Mientras Egipto continúa extendiendo su muro con la frontera de Gaza para impedir el paso de palestinos a su territorio, Israel da a conocer el plan a mediano y largo plazo para el enclave árabe.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reveló en la noche del jueves el plan para “el día después” del conflicto, en el que detalló una Franja desmilitarizada, cuya seguridad dependerá de Israel, y en la que no exista la Agencia de la ONU para los refugiados (UNRWA.).

En un documento, presentado ante el gabinete de guerra para su aprobación y publicado hoy por la Oficina del Primer Ministro, Netanyahu recordó los objetivos a corto plazo: destruir las capacidades militares y la infraestructura gubernamental tanto de Hamás como de la Yihad Islámica, liberar a los rehenes e impedir que Gaza vuelva a ser una amenaza.

A mediano plazo, el mandatario anunció una Franja donde Israel mantendrá la libertad de operaciones militares “sin límite de tiempo”, con un perímetro de seguridad en la divisoria y el control israelí de la frontera entre Gaza y Egipto para evitar la reaparición de “elementos terroristas en la Franja de Gaza”.

“La ‘Valla Sur’ funcionará, en la medida de lo posible, en cooperación con Egipto y con la asistencia de Estados Unidos, y se basará en medidas para impedir el contrabando procedente de Egipto, tanto subterráneo como aéreo, incluido el cruce de Rafah”, detalla el documento.

También, Israel dice que mantendrá el control de seguridad sobre Cisjordania y Gaza, mientras que en el enclave “habrá una desmilitarización completa”, teniendo en cuenta que desde la primera infancia se les enseña a los niños gazatíes a manejar armas, odiar a los judíos y soñar con convertirse en mártires mediante atentados suicidas, todo orientado a la aniquilación del pueblo judío y la desaparición del Estado de Israel.

Respeto a la administración civil y el orden público, estarían reguladas por funcionarios locales con experiencia administrativa alejados de “países o entidades que apoyen el terrorismo y no recibirán pago de ellos”, dice el documento, que anuncia un “programa integral” de lo que llama desradicalización de las instituciones religiosas y educativas en el enclave, con la ayuda de otros países árabes.

A largo plazo, Netanyahu insistió en la negativa de un Estado palestino o de los “dictados internacionales sobre un acuerdo permanente” y previó el fin de la UNRWA, “cuyos agentes estuvieron involucrados en la masacre del 7 de octubre”. De los 12.000 registrados en la agencia, se comprobó que el 90% tiene a familiares activos en Hamás y el restante 10% participó activamente de la masacre, confirmado por grabaciones, documentación hallada entre sus pertenencias y registros personales de las atrocidades cometidas.

“Israel trabajará para detener las actividades de la UNRWA en la Franja de Gaza y reemplazarlas con agencias de ayuda internacionales responsables”, detalla el plan. Mientras tanto, Egipto, país al que la Franja pertenció hasta 1968 cuando rechazó que forme parte de su territorio, está invirtiendo grandes recursos en reforzar el muro que lo aisla de los palestinos, para impedir que pasen.

También rechaza, al igual que todos los países árabes de la región, acoger a los refugiados, que históricamente han provocado conflictos internos de magnitud desde la conformación del Estado palestino a comienzos del siglo XX.

COMPARTIR NOTA