29 de febrero de 2024

Logo
Logo

Países Bajos: gana las elecciones candidato antimusulmán, antiinmigración y anti Unión Europea

Geert Wilders, el nuevo primer ministro de Países Bajos que arrasó en las elecciones con consignas antimusulmanas, antiinmigración y anti Unión Europea.
Geert Wilders, el nuevo primer ministro de Países Bajos que arrasó en las elecciones con consignas antimusulmanas, antiinmigración y anti Unión Europea.

Geert Wilders, el político neerlandés más polémico de la historia de la región, ganó en las últimas elecciones por amplia mayoría con una campaña en la que propuso salir de la UE y cerrar todas las mezquitas, entre otras llamativas propuestas.

El Partido de la Libertad (PVV), de ideología ultraderechista y contrario a la inmigración, ha sido la fuerza más votada al haber recibido 37 escaños en las elecciones generales celebradas la última semana en Países Bajos.

La formación liderada por Geert Wilders lograría 20 diputados más de los que tiene actualmente y se impondría a la coalición formada por el Partido del Trabajo y los Verdes (GL-PvdA), que también mejoraría sus resultados pasando de 17 a 25 diputados en la Cámara Baja, lo que le da la posibilidad de conformar gobierno.

A pesar de sus escasas apariciones públicas debido a las amenazas que recibe, el político neerlandés Geert Wilders ha construido un fuerte movimiento político antimusulmán, antimigratorio y antieuropeo desde 2006 y ha arrasado en las últimas elecciones de unos Países Bajos socialmente liberales, aunque dice estar dispuesto a ceder para ser primer ministro.

Wilders, nacido en Venlo hace 60 años, llegó a la política en 1990 como afiliado al Partido Popular de la Libertad y Democracia (VVD), una fusión de dos grupos liberales y progresistas que poco tienen que ver con la ultraderecha. Al VVD pertenece el primer ministro interino Mark Rutte.

Estuvo ocho años escribiendo discursos para el partido, antes de incorporarse al Parlamento como diputado liberal. En 2006 fundó el Partido por la Libertad (PVV), tras romper con el VVD por desacuerdos sobre la candidatura de adhesión de Turquía a la Unión Europea (UE), y empezó a construir su movimiento antimusulmán y antieuropeo.

“Los neerlandeses volverán a ser la prioridad. El pueblo neerlandés recuperará su país y el tsunami de refugiados e inmigrantes será limitado”, prometió Wilders ante una multitud que lo vitoreaba en la noche electoral. En 2016, un tribunal neerlandés le condenó, en una sentencia simbólica, por insultos a un grupo de (marroquíes). Wilders había preguntado, a gritos en la calle, si querían “más o menos marroquíes en Países Bajos”, a lo que el público coreó: “Menos, menos”.

Wilders está abiertamente a favor de Israel, país que admira y defiende incluso en su programa electoral, que incluye el traslado de la embajada neerlandesa en Tel Aviv a Jerusalén.

COMPARTIR NOTA