28 de mayo de 2024

Logo
Logo

Tensión en Kosovo entre manifestantes serbios y fuerzas de choque de la OTAN

Las fuerzas de choque de la OTAN, la KFOR, se enfrentaron a manifestantes serbios en Kosovo por conflictos en elecciones municipales.
Las fuerzas de choque de la OTAN, la KFOR, se enfrentaron a manifestantes serbios en Kosovo por conflictos en elecciones municipales.

La misión KFOR de la Alianza ha informado de que 25 de sus soldados han resultado heridos con fracturas, contusiones y quemaduras.

La misión de la OTAN en Kosovo, la KFOR, intervino hoy para contener las violentas protestas de los serbios del norte de Kosovo, que se niegan a aceptar la autoridad de los alcaldes de cuatro municipios donde son mayoría, y que han dejado al menos 50 manifestantes y 25 soldados heridos.

La KFOR informó de que 25 de sus soldados, de nacionalidad húngara e italiana, resultaron heridos con fracturas, contusiones y quemaduras provocadas por artefactos incendiarios. La misión de la OTAN arrojó gases lacrimógenos y bombas aturdidoras para dispersar a los manifestantes que bloqueaban el acceso al Ayuntamiento de la localidad de Zvecan, donde se han registrado los choques más violentos.

Más de 50 personas fueron atendidas en un hospital por dolencias causadas por intoxicación con gas lacrimógeno y por contusiones, tres de ellas fueron hospitalizados y una personas sufrió heridas graves de bala y su vida está en peligro, informó el director del Centro Clínico de Mitrovica, Zlatan Elek, según la emisora N1. Los serbios, mayoría en esos municipios pero minoría en Kosovo, no reconocen la autoridad de los alcaldes, pertenecientes a la mayoría albanesa del país.

Los regidores fueron elegidos el pasado abril en una elecciones que los serbios boicotearon y en las que la participación apenas superó el 3%. El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, acusó al primer ministro de Kosovo, Albin Kurti de provocar los incidentes, al haber usado a fuerzas de la policía especial para forzar hace tres días la entrada de los alcaldes a los Ayuntamientos, que estaban bloqueados por manifestantes serbios.

Vucic pidió a los serbios de Kosovo que se manifiesten de forma pacífica y que “no entren en conflictos con la OTAN”. Kosovo, antigua provincia serbia poblada por una gran mayoría de albaneses, proclamó en 2008 su independencia, que Serbia no reconoce. Ambos países negocian la normalización de sus relaciones sobre un nuevo plan de la Unión Europea, apoyado por Estados Unidos, en un proceso interrumpido con frecuencia por el estallido de tensiones.

COMPARTIR NOTA