26 de mayo de 2024

Logo
Logo

Ucrania evalúa aplazar contraofensiva en Bajmut por filtración de documentos del Pentágono

Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania, en una conferencia de prensa rodeado de soldados ucranianos en septiembre de 2022.
Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania, en una conferencia de prensa rodeado de soldados ucranianos en septiembre de 2022.

Aunque mediáticamente apuntan al video del soldado decapitado que tanto Kiev como Moscú investigan, la filtración de información sobre fortalezas y puntos débiles de las tropas de Zelenski puso en jaque la estrategia ofensiva.

Ucrania baraja aplazar su contraofensiva hasta el verano para estar “al cien por ciento” preparada, mientras las tropas resisten los ataques rusos en Bajmut, Avdíivka y Mariinka e investiga el video de un posible crimen de guerra contra uno de los miembros de sus Fuerzas Armadas. “Todos nuestros amigos y socios comprenden claramente que para ir a la contraofensiva, uno debe estar al cien por ciento preparado e incluso más”, dijo el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal, en una entrevista al diario estadounidense The Hill.

Shmyhal aseguró que Kiev no se siente presionado por sus socios para lanzar la contraofensiva cuanto antes. El primer ministro restó importancia al impacto de las recientes filtraciones sobre los planes del mando castrense ucraniano en el campo de batalla y se limitó a aseverar que “Ucrania liberará sus territorios”. “Hemos demostrado varias veces que podemos hacerlo. A nuestros socios internacionales les pedimos más armas, como tanques, munición, aviones, vehículos blindados”, señaló el primer ministro ucraniano.

También The Washington Post escribió ayer sobre el posible aplazamiento de la contraofensiva ucraniana de la primavera al verano debido a las “condiciones climáticas” en la zona de combates y la lentitud de los suministros de armas. El medio sugiere que los planes ucranianos sí se vieron afectados por las filtraciones sobre el estado actual de las tropas ucranianas y sus puntos débiles y varios analistas internacionales coinciden en esta evaluación, ya que se preparan unos 200.000 soldados repletos de las armas que envían EE.UU. y los aliados para dicha respuesta militar.

Además, el ministro ucraniano de Defensa, Oleksii Réznikov, de visita en España, pidió a Madrid ayuda naval, especialmente contra minas, y más munición para artillería, en concreto de los calibres 155 y 105 y logró que a finales de mes se envíen los Leopard prometidos por el Gobierno Sánchez. En tanto, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, pidió ayer a la comunidad internacional y a sus líderes que actúen urgentemente con medidas concretas que ayuden a Kiev a derrotar a Rusia ante la aparición de un video en que un supuesto soldado ruso decapita a un prisionero de guerra ucraniano.

A propósito de esto, aparentemente fue encontrado en las redes sociales rusas por la cadena de televisión CNN y muestra supuestamente la decapitación de un soldado ucraniano vivo a manos de un militar ruso. Las imágenes habrían sido grabadas el verano pasado y tanto el servicio secreto ucraniano como la inteligencia rusa tratan de evaluar su autenticidad y de identificar a los que aparecen en las mismas.

COMPARTIR NOTA