21 de mayo de 2024

Logo
Logo

Un nene de dos años disparó de manera accidental y mató a su madre embarazada

Un nene de dos años le disparó sin querer a su madre, quien estaba embarazada de ocho meses. - Imagen ilustrativa
Un nene de dos años le disparó sin querer a su madre, quien estaba embarazada de ocho meses. - Imagen ilustrativa

Ocurrió en Estados Unidos. El niño pensó que se trataba de un juguete y la bala impactó en la espalda de la mujer. Pese a los intentos falleció ella y el bebé que esperaba. Estaba de ocho meses.

Un pequeño de apenas 2 años le disparó sin querer a su madre en su casa en el estado de Ohio, en Estados Unidos. El nene gatilló pensando que se trataba de una pistola de juguete y el proyectil impactó en la espalda de la mujer, quien estaba embarazada de ocho meses y murió como consecuencia de la bala. El bebé tampoco se salvó pese a que los médicos practicaron la cesárea de forma inmediata.

Según informó David Smith, jefe de Policía de la localidad de Norwalk, en diálogo con el medio local Cleveland19, la mujer fue identificada como Laura Ilg, de 31 años de edad. Ella misma fue quien llamó a Emergencias a las 13.11 del pasado 16 de junio, para pedir ayuda.

En esa llamada, la embarazada explicó que su hijo había tomado una pistola por accidente y le había disparado por la espalda al confundirla con un juguete.

Smith, agregó, además, que los agentes tuvieron que forzar la puerta para entrar en la casa debido a que cuando llegaron estaba cerrada y la mujer seguía consciente, pero en estado de shock.

Junto a ella estaba su pequeño hijo en el dormitorio de arriba. Laura alcanzó a contarle a los efectivos cómo fue la secuencia.

Luego, fue trasladada al Centro Médico Fisher-Titus, donde los médicos le practicaron una cesárea de urgencia. Sin embargo, el bebé que cursaba la semana 33 de embarazo, no pudo ser salvado y falleció en el hospital. Minutos más tarde, Ilg fue declarada muerta.

La víctima había alcanzado a contarles a los policías que su hijo entró a la habitación mientras ella preparaba el almuerzo y empezó a jugar con el arma, que se disparó accidentalmente en la espalda de ella. No había nadie más en el domicilio, porque su marido estaba en el trabajo.

La policía está investigando las circunstancias del trágico incidente, al mismo tiempo que analiza si el arma estaba declarada y en qué condiciones se encontraba, como para que haya podido disparar el niño.

Seguí leyendo:

COMPARTIR NOTA