23 de abril de 2024

Logo
Logo

El Episcopado Argentino defendió al Papa Francisco ante “insultos irreproducibles” y “falsedades” en su contra

Monseñor Oscar Ojea, titular de la Conferencia Episcopal Argentina.
Monseñor Oscar Ojea, titular de la Conferencia Episcopal Argentina.

Así se pronunció. el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Oscar Ojea. Advirtió por el “clima de autodestrucción” aparecido en un contexto de “pobreza, desesperanza y decepción”.

Horacio Aizpeolea

Corresponsalía Buenos Aires

La iglesia católica volvió a respaldar al Papa Francisco ante “los insultos irreproducibles” y “falsedades” pronunciadas en su contra por Javier Milei, el candidato presidencial de La Libertad Avanza. Esta vez la defensa de la figura papal estuvo a cargo del presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Oscar Ojea. Los dichos del obispo de San Isidro estuvieron en línea con la manifestación que realizaron la semana pasada los llamados “curas villeros”.

“En este tiempo de desesperanza y decepción que provoca la creciente pobreza en nuestro país me preocupa mucho que haya aparecido un clima de autodestrucción. Un deseo de que todo se desborde para caer en el vacío. Esto es como una enfermedad social que anula todo horizonte y proyecto de futuro. Una suerte de autoboicot”, opinó el presidente de la CEA, en el sitio web del organismo.

Hace una semana, con la presencia de dirigentes políticos y gremiales, el Equipo de Curas de villas y barrios populares de Buenos Aires y Gran Buenos Aires, organizó en las puertas de la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, en la villa 21-24 del barrio porteño de Barracas, una con el objetivo de reivindicar la figura del papa y rechazar “todo tipo de injurias, mentiras e insultos que se están manifestando en esta campaña electoral”.

Milei, en varias ocasiones, tanto en declaraciones periodísticas o en sus redes sociales, se refirió al Papa Francisco como el “jesuita que promueve el comunismo”, “personaje impresentable y nefasto” o “representante del maligno en la Tierra”.

Oscar Ojea hizo referencia a los insultos contra el jefe de la Iglesia Católica. “Muchas veces el Papa Francisco se ha visto maltratado sistemáticamente por algunos medios de comunicación, esto ha contribuido a que se lo lea poco y a que se difunda menos su palabra y pensamiento, deteniéndonos en pequeñeces muy buscadas con mala intención por un sector de la prensa. En ese contexto también uno de los candidatos se ha expresado con insultos irreproducibles y con falsedades”.

El titular de la Conferencia Episcopal aludió a expresiones de monseñor Gustavo Carrara, quien definió al Papa como “un profeta de la dignidad humana en un tiempo de violencia y exclusión”. Ojea dijo que Jorge Bergoglio “también es un Jefe de Estado al que se le debe un respeto particular”.

En relación al proceso electoral que atraviesa el país, Ojea recordó que el 22 de agosto pasado, pocos días después de la PASO, se publicó un mensaje ecuménico e interreligioso titulado “Declaración conjunta por un diálogo responsable y comprometido”, en el que se advirtió que resulta “imposible construir un país sin diálogo y con insultos, gritos y descalificaciones”.

“Nos preguntábamos cómo se va a gobernar un país dividido. Y afirmábamos que el clima de violencia en las expresiones de los candidatos no ayuda a la paz social”, destacó Ojea.

El candidato libertario, además de sus insultos al Papa Francisco, calificó a la “justicia social” como “un concepto aberrante”.

Al respecto, Ojea dijo que la Iglesia no renunciará a estar junto a los “pobres y excluidos”. La autoridad religiosa católica pidió “a todos los gobiernos un Estado presente, tanto brindando seguridad como garantizando la provisión de bienes primarios para la vida humana, en particular en los barrios más humildes, el respeto por las economías solidarias, y la creación de trabajo genuino y digno, ya que el trabajo es un auténtico ordenador de la vida”. Ojea aclaró que “no es hacer ‘pobrismo” expresarse por estas demandas.

“Ante cualquier gobierno que sea electo la Iglesia no va a renunciar a reclamar los derechos de los últimos, porque esto sería traicionar el Evangelio”, avisó Ojea.

También expresó la posición de la Iglesia católica frente a los dichos negacionistas del “cambio climático” pregonados por La Libertad Avanza. Ojea sostuvo que es un objetivo “irrenunciable” para la Iglesia “el cuidado de la casa común” frente a la crisis socio-ambiental que vive el mundo producida por el cambio climático “que nos pone en riesgo como humanidad”.

En la misa de desagravio al Papa celebrada la semana pasada, los curas villeros presentaron un documento que menciona al líder de La Libertad Avanza: “Expresamos nuestro más enérgico repudio a distintas manifestaciones del candidato Javier Milei, que afectan a la persona del Papa, que pasan desde agresiones vulgares impropias de quien busca representar nuestro país hasta conceptos mentirosos sobre las ideas del Papa”.

La multitudinaria celebración contó con el aval del arzobispo de Buenos Aires, monseñor Jorge Ignacio García Cuerva, fue presidida por el obispo Gustavo Carrara, vicario general de la arquidiócesis y responsable de la Pastoral de las Villas de la ciudad de Buenos Aires, y concelebrada por una veintena de sacerdotes.

“Uno se termina preguntando si alguien con ese desorden emocional, que no puede encontrarse con quien piensa distinto sin gritar e insultar, puede soportar las tensiones propias del cargo público al que aspira”, expresaron los sacerdotes sobre Javier Milei.

La misa fue acompañada por el Premio Nobel, Adolfo Pérez Esquivel; los ministros nacionales Tristán Bauer, Jorge Taiana y Kelly Olmos; además del secretario de Culto, Guillermo Oliveri, además de referentes políticos de distintos signos, como los diputados oficialistas Eduardo Valdés y Daniel Arroyo; el lavagnista Alejandro “Topo” Rodríguez, y la peronista Natalia De la Sota; el ex canciller Felipe Solá y el cosecretario general de la CGT, Pablo Moyano.

COMPARTIR NOTA