25 de mayo de 2024

Logo
Logo

¿Por qué eligen a Milei?: un estudio nacional indagó sobre las razones que impulsan a sus votantes

Javier Milei en San Juan
Javier Milei en San Juan

Investigadores analizaron más de 10 mil encuestas de percepciones sobre política nacional. Uno de los principales motivos para apoyar a La Libertad Avanza radica en el rechazo a la política.

Un equipo de docentes e investigadores de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNC y otras instituciones realizó un estudio que indagó en la opinión de los votantes del candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei, a través de dos encuestas nacionales que fueron respondidas por 3.296 y 7.130 personas en siete regiones del país.

Los sondeos profundizan sobre las percepciones y actitudes de la ciudadanía argentina acerca de la vida política en general, haciendo foco en aspectos más específicos, como el nivel de intolerancia o bronca hacia la política, cuán útil es para la sociedad o el grado de adhesión a la democracia.

A partir de las respuestas obtenidas, se buscó caracterizar los rasgos generales de la subjetividad política de quienes votan o simpatizan con la expresión de la derecha más radical en el país.

Elecciones Paso 2023: Javier Milei en Alta Gracia. En la foto, junto a María Celeste Ponce, precandidata a Diputada Nacional por Córdoba. (Prensa La Libertad Avanza)
Elecciones Paso 2023: Javier Milei en Alta Gracia. En la foto, junto a María Celeste Ponce, precandidata a Diputada Nacional por Córdoba. (Prensa La Libertad Avanza)

Las conclusiones

Los investigadores concluyeron en que las personas que apoyan al candidato liberal lo hacen por diferentes razones: “por disconformidad con el resto de los partidos”, porque están “hartas de la política y el Estado”, “para acabar con la casta política”, o porque “acuerdan con las ideas que defiende esa fuerza”.

“En general, muestran un importante rechazo hacia la política, pero no tienen posiciones antidemocráticas. Es decir, no hay una relación significativa entre ser simpatizante de Milei y apoyar o no a la democracia, es similar al resto de la sociedad: si apoyás a Milei no tenés una actitud particular sobre la democracia”, explica al portal Unciencia Valeria Brusco, politóloga, docente de la UNC e integrante de la Red Federal de Investigadores Electorales del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec)

Este grupo de personas mantiene también una actitud negativa hacia la política (“son todos y todas iguales”, 47%), y muestra poco interés e involucramiento en política (18%). Además piensa que “la política alguna vez sirvió pero ya no sirve para nada” (33%), y la considera una herramienta “inútil” en la actualidad.

También se evaluó la asociación entre las actitudes favorables al espacio libertario con la bronca hacia las figuras políticas centrales de los partidos mayoritarios del país. Así, entre quienes rechazan al mismo tiempo a Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri, el 63% son libertarios y libertarias.

Impuestos y reclamos feministas

De las encuestas también surge que quienes apoyan al candidato liberalconsideran que el principal problema del país son los impuestos que se cobran al sector empresario (33%) y están en contra del aporte de las grandes fortunas (80%) y

Además, piensan que los reclamos feministas son “excesivos” (expresa esa opinión el 60% de Libertarios/as), y rechazan el derecho al aborto legal (53%).

La actitud de rechazo también es mayor en este grupo de votantes hacia las personas que cuidan autos en la calle o “naranjitas”, y venden de manera informal en la vía pública, a quienes consideran “hay que sacarlas de calle”, o “meterlas presas”. En ambos casos, se registró una asociación estadísticamente significativa.

Milei en Córdoba. Pasó por su local de Nueva Cba. (Javier Ferreyra / La Voz)
Milei en Córdoba. Pasó por su local de Nueva Cba. (Javier Ferreyra / La Voz)

Más allá de estos resultados, Brusco destaca que los y las votantes libertarias tienen posiciones que no coinciden completamente con aspectos centrales del discurso y programa político de Milei. Esto indicaría que no se trata de una identidad política consolidada, sino más bien de “un proceso de identificación política en construcción, no cerrada”.

De todas maneras advierte que, aun cuando se trate de identidades políticas precarias y en construcción, puede ser peligroso minimizarlas. “Es un error actuar como si quienes votan a Milei no tuvieran sustento y fueran una ilusión pasajera. Y es un modo de contribuir a la expansión y consolidación de una derecha radical en el país anclada en los y las ciudadanas”, cierra.

COMPARTIR NOTA