28 de mayo de 2024

Logo
Logo

Comenzó en Brasil el juicio a Jair Bolsonaro: de qué se lo acusa y qué condena podría recibir

ARCHIVO - El expresidente brasileño Jair Bolsonaro habla con la prensa frente a su residencia después de un allanamiento policial, Brasilia, 3 de mayo de 2023. Un juicio en el tribunal electoral supremo de Brasil iniciado el jueves 22 de junio de 2023 podría torpedear el futuro político de Bolsonaro, de 68 años, al inhabilitarlo para la función pública por ocho años. (AP Foto/Eraldo Peres, File)
ARCHIVO - El expresidente brasileño Jair Bolsonaro habla con la prensa frente a su residencia después de un allanamiento policial, Brasilia, 3 de mayo de 2023. Un juicio en el tribunal electoral supremo de Brasil iniciado el jueves 22 de junio de 2023 podría torpedear el futuro político de Bolsonaro, de 68 años, al inhabilitarlo para la función pública por ocho años. (AP Foto/Eraldo Peres, File)

La primera sesión, de las tres que conformarán en principio el proceso, fue abierta por el juez Benedito Gonçalves con una detallada presentación de las circunstancias que llevaron al expresidente al banquillo.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil abrió este jueves la primera audiencia de un juicio en el que analizará los supuestos abusos cometidos por el expresidente Jair Bolsonaro durante la campaña para los comicios de octubre del año pasado.

Los siete magistrados de la corte abrieron la sesión plenaria en la sede del tribunal en Brasilia, en medio de una gran expectación en el país. La primera sesión de las tres que conformarán el proceso fue abierta por el juez Benedito Gonçalves con una detallada presentación de las circunstancias que llevaron a Bolsonaro al banquillo y de las acusaciones, formuladas por el Partido Democrático Laborista.

El líder de la ultraderecha está acusado de abusar de su posición como jefe de Estado para promover su candidatura y mantener una dura campaña de descrédito contra la propia Justicia electoral y las instituciones democráticas, durante el proceso que llevó a los comicios que ganó el progresista Luiz Inácio Lula da Silva. Un punto central de la acusación es una reunión que Bolsonaro convocó en la residencia oficial de la Presidencia con medio centenar de embajadores extranjeros el 18 de julio de 2022 para descalificar al sistema electoral y la propia democracia, y que ordenó que fuera transmitida por la televisión pública.

En su discurso ante los diplomáticos en la residencia presidencial de la Alvorada, Bolsonaro aseguró sin pruebas que buscaba “corregir fallas” del sistema de urnas electrónicas vigente con la “participación de las Fuerzas Armadas”. El excapitán dijo que la supuesta vulnerabilidad del sistema podía servir para manipular el resultado electoral en su contra. Ese argumento arengó posteriormente a parte de sus seguidores que el 8 de enero de 2023, días después de la toma de posesión de Lula, invadieron las sedes de los tres poderes en Brasilia tras perder las elecciones por un estrecho margen de 1,8 puntos porcentuales en la segunda vuelta frente a Lula.

El TSE, que si halla culpable a Bolsonaro puede despojarlo de sus derechos políticos durante ocho años, ha reservado tres audiencias para este caso, por lo que la sentencia sería dictada la semana próxima. En medios jurídicos, sin embargo, se baraja la posibilidad de que algún magistrado solicite más tiempo para analizar el caso, lo cual podría prorrogar la decisión por un plazo máximo de 60 días.

En especial, se presume que pueda invocar ese tiempo para una mayor reflexión el magistrado Kassio Nunes Marques, ultraconservador y promovido en 2020 a la Corte Suprema, de la que también es miembro, por el propio Bolsonaro cuando ejercía la Presidencia. El exmandatario, que defiende su inocencia, prevé seguir la sesión a distancia ya que se encuentra en la ciudad de Porto Alegre, en el sur del país, donde cumplía diversas actividades políticas.

COMPARTIR NOTA