19 de julio de 2024

Logo
Logo

Hezbolá amenaza a Chipre en plena escalada con Israel

Hassan Nasrallah, líder de Hezbolá. Jamás hace apariciones en público dentro de Líbano.
Hassan Nasrallah, líder de Hezbolá. Jamás hace apariciones en público dentro de Líbano.

Durante la ceremonia realizada a un comandante del grupo terrorista que fue abatido por el Ejército de Israel, el líder de Hezbollá advirtió al gobierno chipriota que “debe tener cuidado”.

El líder del grupo terrorista chiíta libanés Hezbolá, Hassán Nasrallah, advirtió a Chipre de que le tratará como parte beligerante si permite a Israel utilizar sus bases o aeródromos durante una potencial guerra contra su grupo, que controla áreas extensas del Líbano.

Chipre debe tener cuidado. Si permiten a Israel usar sus aeropuertos y bases, serán parte de la guerra con la Resistencia”, afirmó Nasrallah durante un acto en honor al alto comandante Abu Taleb, eliminado la semana pasada en un bombardeo israelí en el sur del Líbano.

En su intervención, el jefe político de Hezbolá dijo que el Estado hebreo ha estado haciendo maniobras militares en territorio chipriota y que, según su información, podría estar planeando utilizar al país europeo para lanzar ataques contra su organización en el Líbano.

Chipre se ubica frente a las costas libanesas, a más de 200 kilómetros de distancia, un radio mucho mayor al máximo que el grupo chiíta, patrocinado y armado por Irán, ha estado cubriendo durante los enfrentamientos que protagoniza con Israel desde el pasado octubre.

Sin embargo, Nasrallah aseguró en otro discurso meses atrás que su organización terrorista cuenta con armamento capaz de alcanzar mayores distancias, gracias a las armas proporcionadas por el régimen iraní.

En las últimas semanas, han vuelto a estallar renovados miedos a una guerra abierta entre Hezbolá e Israel, después de que los choques que inició el grupo terrorista chiíta proiraní hace ocho meses, un día después de los ataques del 7 de octubre ejecutados por Hamás, se recrudecieran significativamente y de que Israel elevara el tono de sus advertencias al respecto.

COMPARTIR NOTA