17 de abril de 2024

Logo
Logo

Preocupa la creciente presencia de Estado Islámico en Israel, Palestina y Líbano

Dos niños con su madre caminando por las calles destruidas de Líbano cargando banderas de Hezbolá.
Dos niños con su madre caminando por las calles destruidas de Líbano cargando banderas de Hezbolá.

En las últimas semanas se han desmantelado varias células yihadistas en Yenín, Cisjordania y Franja de Gaza y la ONU alerta sobre la instalación de un campamento de Hezbolá en la zona desmilitarizada que separa Israel de Líbano.

La tensión en Oriente Medio continúa en aumento debido a la preocupante expansión de células terroristas que responden a Estado Islámico (EI) y se filtran en los grupos armados de la región, poniendo en peligro a la población civil entre la que se refugian, según han podido confirmar el Ejército de Israel y los enviados especiales de la ONU asentados en la zona.

En las últimas semanas, las fuerzas israelíes han lanzado distintos operativos en las ciudades más conflictivas, como Yenín, Cisjordania y Franja de Gaza, desde donde la yihad islámica ha estado efectuando distintos ataques armados que se han cobrado la vida de una decena de civiles, incluidos 3 niños. El país vive su año más sangriento desde la Segunda Intifada (2000-2005), debido al aumento de estos grupos que incluso han condenado a muerte a 7 palestinos por “colaborar” con Israel.

Por su parte, la misión de Naciones Unidas en Líbano, la FINUL, ha mostrado este miércoles preocupación ante el repunte de las tensiones en la frontera entre Líbano e Israel después de que el partido-milicia chiíta Hezbolá, considerado un estado paralelo de Líbano, instalara un campamento en la zona desmilitarizada.

El jefe de la misión de la ONU, el general Aroldo Lázaro, ha mantenido una reunión tripartita con altos oficiales de las Fuerzas Armadas libanesas y las Fuerzas de Defensa de Israel en la sede de FINUL, en la localidad costera de Naqura.

La misión ha instado a las partes a evitar “acciones unilaterales”, a “aprovechar los mecanismos de coordinación de FINUL” y a participar “en las conversaciones sobre la Línea Azul”, fijada en el año 2000 por la ONU tras el conflicto con Israel.

Durante la última operación a gran escala lanzada por las fuerzas israelíes en la zona, se encontraron depósitos de armas y municiones escondidos debajo de mezquitas y casas de familia en la zona de Yenín, donde EI ha filmado a niños portando metralletas en varias ocasiones.

COMPARTIR NOTA