23 de abril de 2024

Logo
Logo

Rusia sale del tratado que prohíbe pruebas nucleares en plena tensión armada

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, durante la firma de la ley que saca a su país del tratado que impedía los ensayos con energía nuclear.
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, durante la firma de la ley que saca a su país del tratado que impedía los ensayos con energía nuclear.

El Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares fue redactado en 1996, ratificado por la ex URSS en el 2000 pero nunca por otros países clave, como EE.UU. y China.

El presidente ruso, Vladimir Putin, firmó este jueves la ley que revoca la ratificación del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBT, por sus siglas en inglés), con el conflicto de Ucrania y la crisis con Occidente como telón de fondo.

El tratado de 1996 prohíbe todos los ensayos con armas nucleares, aunque nunca entró en vigor porque algunos países clave - entre ellos Estados Unidos y China - nunca lo ratificaron. Putin había anunciado a inicios de octubre que su país podría revocar la ratificación del CTBT en respuesta a que Estados Unidos nunca lo ratificó.

Desde el inicio del conflicto en Ucrania en febrero de 2022, altos funcionarios de Rusia amenazaron en varias ocasiones con utilizar el arma nuclear, aunque en otras Putin mostró cautela al respecto. La semana pasada, el mandatario ruso supervisó maniobras con misiles balísticos para preparar a sus tropas ante un “ataque nuclear masivo” de represalia.

El proyecto de ley para revocar el tratado fue aprobado por el Parlamento ruso el mes pasado. Aunque nunca entró en vigor, el acuerdo fue ratificado por 178 países, incluidas las potencias nucleares Francia y Reino Unido, y tiene un valor simbólico.

Sus defensores afirman que establece una norma internacional contra los ensayos con armas nucleares, pero sus detractores afirman que el potencial del acuerdo sigue sin materializarse sin las ratificaciones de las principales potencias nucleares. El Parlamento ruso ratificó el acuerdo en junio de 2000, seis meses después de que Putin asumiera la presidencia.

COMPARTIR NOTA