21 de mayo de 2024

Logo
Logo

Un policía mató a su amigo de un tiro y se quitó la vida: “No voy a soportar lo que pasó”

El cumpleaños que terminó en tragedia ocurrió en una vivienda ubicada sobre la calle Urbano Pedriel, en Santa Fe. -Gentileza
El cumpleaños que terminó en tragedia ocurrió en una vivienda ubicada sobre la calle Urbano Pedriel, en Santa Fe. -Gentileza

Ocurrió en un cumpleaños en Santa Fe. El agente estaba mostrándole el arma reglamentaria a los presentes y se le escapó un tiro que impactó en la cabeza del chico de 22 años.

Lo que debía ser una fiesta terminó en una tragedia doble en un cumpleaños en Santa Fe, luego de que un policía de 21 años se le escapara un tiro de su arma reglamentaria y matara de manera instantánea a su amigo. Minutos más tarde, y en medio de un estado de shock, el agente se suicido del mismo modo: un disparo en la cabeza. “No voy a soportar lo que pasó”, les aseguró antes de dispararse.

El trágico suceso ocurrió en una casa del barrio La Guardia, ubicado en el Este de la ciudad, poco antes de las 2 de la madrugada del viernes, en una propiedad ubicada en la calle Urbano Pedriel al 4300. La fiesta de cumpleaños era para una mujer de 49 años y su hija de 17, que hacían un festejo doble.

Según la información oficial, las víctimas eran dos amigos del hijo de la familia. El agente, identificado como Brian Mendoza, oriundo de Santo Tomé y con servicios en la Unidad Regional II de Rosario, estaba “jugando” con su arma, según testigos presenciales y en un momento dado, se le escapó un disparo que alcanzó de lleno la cabeza de José Ignacio Montaño (22), oriundo del barrio La Guardia.

Huida y suicidio

Tras el disparo, el policía salió corriendo de la casa en completo estado de shock y se quitó la vida con su arma a los 70 metros del lugar. Cuando la Policía llegó, alertada por una llamada al 911, encontraron el cuerpo del policía con un disparo en la cabeza y una pistola calibre 9 milímetros marca Taurus a su lado, que era la pistola reglamentaria que le habían otorgado al entrar a la Fuerza.

El dueño de la casa, Carlos, relató en diálogo con Aire de Santa Fe lo que pasó: “Cuando algunos de los jóvenes invitados se fueron a un cuarto a descansar escuché gritos y un disparo. Salí a la puerta y me encontré con lo que había pasado. Pensé que le había pasado algo a uno de mis hijos”.

“El policía saltó y se fue corriendo. Se frenó, me apuntó con el arma en la mano, decía que no iba a soportar lo que había pasado. Paré una camioneta de Vialidad o de la Municipalidad que llamó al Comando y cuando llegaba la Policía, el joven estaba en la otra cuadra y se disparó”, agregó el dueño de la vivienda.

La investigación quedó a cargo del fiscal de Santa Fe Estanislao Giavedoni, y la Agencia de Investigación Criminal (AIC) se encargará de la intervención pericial. Los cuerpos fueron trasladados a la Morgue Judicial para la realización de las autopsias.

COMPARTIR NOTA