30 de mayo de 2024

Logo
Logo

Las prepagas subirán casi 11% en noviembre, fijate cómo pedir el congelamiento

De la mano de una inflación creciente y de los efectos de la devaluación, el aumento del mes próximo será el más alto del año; para quienes logren que se suspenda la aplicación del alza, el impacto se sentirá más adelante.

tono con la aceleración de los precios de la economía en general, el aumento autorizado por el Gobierno para las cuotas que las prepagas cobrarán en noviembre es el más alto del año: trepa a 10,98%. Así, la suba del precio de los planes según la evolución del Índice de Costos de Salud elaborado por las autoridades del área acumula, para el período de enero a noviembre, un 111,42%.

El incremento de 10,98% será aplicado el mes próximo, y el dato se conoce al mismo tiempo que los usuarios no alcanzados por el congelamiento de las cuotas están abonando sus facturas de este mes con un alza de 6,97% respecto de las de septiembre.

Cuando reciban las facturas de enero, quienes tengan suspendida la aplicación de las subas -por el anunciado plan de congelamiento de precios por 90 días, que no es generalizado- verán incorporado al precio del plan el aumento autorizado que se haya acumulado en estos meses, a menos que sea modificado lo que se acordó entre el Gobierno y las entidades. Para los afiliados que tienen congelada la cuota este mes y mantengan esa condición en noviembre, ya se acumula un 18,71% (que es, por otra parte, el incremento que efectivamente pagarán en estos meses quienes no logran el congelamiento).

Para pedir el congelamiento, es decir, para solicitar que el reajuste de 10,98% de noviembre no sea aplicado ese mes, hay que completar una declaración jurada antes de la medianoche del próximo viernes 20. El formulario que se completó eventualmente el mes pasado sirve para no recibir la cuota de octubre incrementada, pero no influye en la de noviembre, según aclararon tanto en las empresas como en la Superintendencia de Servicios de Salud.

El congelamiento de cuotas de la medicina privada es una medida que tomó de manera inconsulta el ministro de Economía y candidato a presidente por Unión por la Patria, Sergio Massa, en el marco del “plan platita”. Se da en un contexto de alta y creciente inflación que impacta en todos los rubros, y luego de sentirse los efectos de la devaluación oficial decidida por el Gobierno el día después de las PASO.

Desde cámaras que agrupan a entidades de diferentes especialidades de la salud advierten de manera constante sobre las dificultades para importar insumos indispensables, dadas las trabas para acceder a los dólares y pagar así las operaciones con el exterior. Las consecuencias de las dificultades en el sector prestador de servicios se evidencian, por ejemplo, en las demoras para conseguir turnos, en la salida de médicos de las cartillas y en el cobro de adicionales para la atención por parte de los profesionales, una práctica que se va extendiendo, pese a los conflictos generados.

Cómo pedir el congelamiento

Para tramitar el congelamiento de la cuota de noviembre, la declaración jurada consiste en marcar la opción “sí” a las afirmaciones a través de las cuales se explicitan los requisitos, que son por grupo familiar incluido en el plan de salud. Esas condiciones son las siguientes:

  • No haber tenido en septiembre ingresos brutos mensuales (laborales o de otras fuentes, como alquileres o inversiones) iguales o superiores a $2.000.000.
  • No ser propietario de dos o más inmuebles.
  • No ser propietario de tres o más vehículos (excepto los hogares en los que haya alguien con Certificado Único de Discapacidad).
  • No ser propietario de aeronaves embarcaciones de lujo.
  • No ser titular de activos societarios.

Luego, también se debe marcar “sí” a la afirmación: “Autorizo a la Superintendencia de Servicios de Salud a validar los datos ingresados con otros Organismos”, con lo cual se da el consentimiento para un cruce de información entre entes estatales.

¿Cómo se llega al formulario? Quienes no lo hayan hecho antes (para pedir topes a las subas de algunos meses de este año) deberán ingresar, como primer paso, a la página de la AFIP con clave fiscal e ir, entre las opciones incluidas en “Mis Servicios”, a “Administrador de Relaciones de Clave Fiscal”. Allí se desplegará un listado de organismos; se debe clikear en el logo de la Superintendencia de Servicios de Salud y, entre los títulos que se despliegan, elegir Mi SSSalud.

Luego, confirmar la adhesión, desloguearse y volver a entrar a la página de la AFIP, para chequear que el servicio haya quedado incorporado (en tal caso, se lo visualizará tras clickear en “Ver todos” en la opción de “Mis Servicios”). Una vez hecho esto, se podrá ingresar desde la página https://www.sssalud.gob.ar/misssalud/ (se pide clave fiscal) a los servicios interactivos de la Superintendencia, entre los que se debe elegir el correspondiente a la declaración jurada de ingresos. También se puede ingresar desde la propia página de la AFIP, clickeando “Mi SSSalud” que -si previamente se hizo el ya mencionado trámite de habilitación- aparecerá entre los títulos de “Mis servicios”.

En el formulario, el primer dato que se pide es el de la prepaga a la cual la persona está afiliada. Hay que seleccionar la opción correcta en un listado, ingresando el número de CUIT de la entidad o escribiendo las primeras letras de la denominación.

Qué pasará tras el congelamiento

Cuando, en enero de 2024, los afiliados a las prepagas deban abonar las cuotas de sus planes de salud y si es que las tuvieron congeladas en octubre, noviembre y diciembre, se encontrarán con una suba equivalente al incremento que haya acumulado el índice que mide los costos de salud en cuatro meses. Esto será así, según explicó a LA NACION el presidente de la Unión Argentina de Salud (UAS), Claudio Belocopitt, porque la medida implica una “suspensión” de la aplicación de las subas, cuyo monto implicado se identificará en la factura como una bonificación.

Es decir, no habrá un cobro retroactivo por la falta de actualización de las cuotas a pagar en octubre, noviembre y diciembre. Pero, al retomarse la dinámica de las alzas que rige hasta ahora, se acumularán los porcentajes de suba de costos del período y eso se incorporará a los precios (a la evolución del costo de los tres meses con congelamiento, se sumará la correspondiente al mes de referencia para el precio de enero).

COMPARTIR NOTA