25 de junio de 2024

Logo
Logo

¿Qué hacer con la plata? Plazo fijo tradicional, CER o dólar ¿Subirá el Central las tasas por la alta inflación?

Fachada del edificio del Banco Central de la  República Argentina
Fachada del edificio del Banco Central de la República Argentina

Los analistas comenzaron a observar con mayor atención la estrategia del Banco Central para desincentivar la compra de dólar en medio de la incertidumbre electoral y las distintas opciones de inversión.

Llegó el mes de agosto y muchos ahorristas se están preguntando si conviene invertir en el plazo fijo tradicional o en plazo fijo CER pensando en los próximos meses y en las posibles decisiones que tomará el Banco Central en un semestre marcado por la incertidumbre y la expectativa electoral. ¿Qué esperan los analistas?

En principio, hay que recordar que con la tasa de interés a 97% anual, las inversiones en plazo fijo tienen un rendimiento de casi de 8,1% en depósitos a 30 días.

De momento, el Banco Central (BCRA) decidió que las tasas interés se mantendrán sin cambios, dado que la inflación se desaceleró en los últimos dos meses. Sin embargo la expectativa para este mes es distinta: la mayoría de los analistas consideran que en el mes de julio hubo una nueva aceleración de precios que la podría ubicar en torno al 8%. Si es de esa cifra, el plazo fijo tradicional habrá empatado a la inflación en julio. De no ser así, el dólar blue fue la mejor opción.

El dólar blue registró en julio la segunda suba mensual más importante del año al trepar 11% en medio de la creciente incertidumbre electoral y por las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda que llevaron al paralelo a quebrar varias veces su récord nominal histórico.

El dólar informal acumuló en el séptimo mes del año un aumento de 11,3%, por encima del dólar oficial (+7,2%) y del plazo fijo tradicional (+8,1%). Se trató del mayor incremento mensual para el dólar blue desde abril pasado, cuando saltó un 18,7%.

Plazo fijo: ¿tradicional o CER?

Los analistas comenzaron a observar con mayor atención la estrategia del Banco Central para desincentivar la compra de dólar en medio de la incertidumbre electoral. El Fondo Monetario Internacional (FMI) dio una pista: volvió a resaltar la necesidad de que las tasas sean positivas en términos reales. Es decir, que la tasa pueda generar los rendimientos suficientes para no perder contra la inflación.

En este sentido, cabe esperar que el plazo fijo será una buena opción para no perder contra el IPC. De acuerdo al último informe sobre tasas elaborado por LCG y de acuerdo a sus propias proyecciones, un plazo fijo ajustable por CER (con vencimiento a 3 meses) rendiría aproximadamente 23% a plazo (consistente con un 7,1% mensual). En ese sentido, la tasa remunerada de las colocaciones a plazo tradicionales superaría a la de los ajustables por CER. La inflación breakeven que permitiría empardar rendimientos se ubica en 8,5% mensual para los meses de julio, agosto y septiembre.

Plazo fijo vs dólar: ¿alcanza con la tasa?

El BCRA sigue convalidando subas del tipo de cambio oficial a un ritmo promedio de entre 7% y 7,5% mensual (140% efectivo anual). La velocidad del crawling continúa por debajo de la tasa de Leliq (8%), en un intento del BCRA de descomprimir la demanda de divisas. Pese a que por ahora el Banco Central no dio señales de lo que hará este mes y depende del dato de inflación que se dará a conocer el 15 de agosto, posterior a las PASO, la expectativa es que el plazo fijo tradicional siga siendo una buena opción. Sin embargo, como suele suceder, el dólar llega a cubrir no sólo la variable inflación sino la variable devaluación posterior a las PASO. Por lo cual, la decisión depende estrictamente del ahorrista y la relación costo/beneficio que quiera obtener.

COMPARTIR NOTA