18 de abril de 2024

Logo
Logo

Fijate cómo prevenir las enfermedades más comunes del invierno

Cómo evitar las enfermedades del invierno.
Cómo evitar las enfermedades del invierno.

Aunque no lo creamos podemos hacer muchas cosas, además de abrigarnos, para evitar caer en cama cuando empieza el frío.

Los especialistas recomiendan lavarse las manos periódicamente, ventilar los ambientes y mantener los esquemas de vacunación al día para poder hacerle frente a las afecciones como la gripe, el resfrío, neumonía, bronquiolitis, influenza y el covid, las cuales predominan en la época invernal.

“Las enfermedades respiratorias empeoran en época invernal. El aire frío con temperaturas o humedad muy bajas o muy altas provocan cambios en el sistema de defensas del organismo y el sistema inmunitario”, explicó Ana Stok, neumonóloga representante del Grupo Asma NOA (Ganoa).

La especialista comentó que durante el invierno hay una disminución de lo que se llama interferón, que es el sistema de alerta que cuando ingresa un virus o una bacteria hace que el sistema inmunitario se fortifique y lo pueda combatir.

Las enfermedades más habituales durante el invierno son aquellas que son contagiosas en el sistema respiratorio como gripe, resfríos, neumonías y bronquiolitis en los más pequeños y en adultos mayores.

Los resfríos, la gripe y la neumonía

Maximiliano Gómez, el presidente de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC), explicó que hay que distinguir las enfermedades contagiosas de las no contagiosas.

“Cuando no tenemos antecedentes y de repente iniciamos con fiebre, tos, mucosidad y flema acompañados de dolor que puede ser a nivel de la garganta, pecho y dolor corporal es indicativo de una enfermedad contagiosa infecciosa”, detalló.

Los resfríos se caracterizan por estornudos y secreción acuosa nasal, lagrimeo y suelen estar acompañados por fiebre moderada y dolor de garganta, con ocasional dolor de cabeza, pero sin comprometer el estado general de la persona.

Por otro lado, la gripe tiene síntomas similares al resfrío, pero provoca además malestar general, dolor corporal y fiebre, y ocasionalmente puede provocar tos, que en general es seca, mientras que los resfríos pueden dar tos si cae mucosidad desde la nariz a la garganta.

Ambas enfermedades suelen ser características de esta estación, a diferencia de la neumonía, que puede aparecer en cualquier época del año porque “depende del estado inmunológico de las personas, aunque es más frecuente en época de frío”, dijo Gómez.

La neumonía se caracteriza por fiebre y tos productiva con mucosidad de color (no es blanca o transparente como en la gripe o resfrío) y dolor localizado en el tórax, con afectación del estado general de la persona (malestar o decaimiento).

Las infecciones respiratorias agudas bajas

Desde el Ministerio de Salud se indicó que las infecciones respiratorias agudas bajas (IRAB) son enfermedades que afectan los oídos, nariz y garganta hasta los pulmones.

Son ocasionadas en su mayoría por virus, aunque también pueden ser bacterias o parásitos, que se transmiten de persona a persona a través de las gotitas de saliva que expulsamos al toser o estornudar y también puede ser por contacto directo con superficies contaminadas como manijas de puertas, barandas de transporte público, mesas, entre otros.

Forma de prevenir las enfermedades

Para no contagiarse, y mantenerse con las defensas altas es necesario lavarse las manos periódicamente, especialmente después de tocar manijas, dinero, objetos de oficina, juguetes de otros niños, etc.

También se recomendó usar alcohol en gel cuando no haya agua y jabón para lavarse las manos; toser y estornudar cubriéndose la boca y la nariz con el codo; y limpiarse la nariz con pañuelos descartables.

Por último, es importante evitar el contacto con personas que tengan enfermedades infectocontagiosas; evitar el humo de cigarrillos y los braseros cerca de los niños; ventilar los ambientes; y mantener los esquemas de vacunación al día.

COMPARTIR NOTA