21 de mayo de 2024

Logo
Logo

Mario Hernández: “La minería necesita planificar variables sociales y económicas que tengan cierta previsibilidad”

Mario Hernández, titular de la Cámara Minera de San Juan (CMSJ)
Mario Hernández, titular de la Cámara Minera de San Juan (CMSJ)

El presidente de la Cámara Minera de San Juan contó los escenarios por los que atraviesa el sector. Explicó los desafíos y criticó las variables economías nacionales por las limitaciones que les generan.

Mario Hernández, está cumpliendo su segundo mandato al frente de la Cámara Minera de San Juan (CMSJ) y está considerando que sea el último, aunque no descarta continuar si este año, cuando se haga la renovación, es elegido en asamblea.

- ¿Ha declinado postularte o podría considerar un periodo más?

Mario Hernández, presidente de la Cámara Minera de San Juan.
Mario Hernández, presidente de la Cámara Minera de San Juan.

-Siempre hay personas que quieran asumir la responsabilidad, así que me parece que está bueno que las autoridades vayan renovándose o alternando. En todo caso, habría que ver qué es lo que pasa en la asamblea. No es que diga nunca más, simplemente estoy diciendo que la renovación es sana en las instituciones y hay gente que piensa que es bueno que cambien los mandatos. Yo creo que hay buenos jóvenes dirigentes y, de hecho, cuando formamos la Mesa Joven el espíritu fue tener jóvenes introducidos en el tema para preparar la nueva generación de dirigencial. La verdad es que me gustaría que hubiera renovación de autoridades.

- ¿La Mesa Joven ha tomado cuerpo para que pueda surgir un dirigente?

Mineria San Juan
Mineria San Juan

-Yo creo que sí, uno ve Cámaras donde hay jóvenes dirigentes a cargo y lo hacen bien. Les tengo mucha fe, no solo a los jóvenes sino también a los más grandes que también se animen.

-En un año electoral ¿dónde está parada la minería local?

-Está en una posición muy difícil; hay que analizar tres grupos que van a tener un impacto distinto en función a qué sector corresponde. Por ejemplo, la producción tiene un escenario complejo porque para exportar están recibiendo una liquidación muy baja de esas exportaciones. No hay mercado interno del oro y de la plata, además que la barra de metal va refinada de San Juan. Entonces, el producto final debe exportarse y esa exportación no está teniendo una liquidación acorde a la realidad de los costos. El dólar está muy bajo, muy aplastado y eso significa un aumento en los costos y una pérdida muy fuerte de competitividad en términos de futuro también, porque la minería necesita de planificaciones, de variables sociales y económicas que tengan cierta previsibilidad. Eso nos está faltando y generando daño también.

Mario Herández junto al vicepresidente Raúl Cabanay.
Mario Herández junto al vicepresidente Raúl Cabanay.

El otro segmento es el de la exploración, que tiene unos componentes positivos y otros negativos. Las empresas se animan a explorar en San Juan y es interesante en términos de ingresos de dinero. San Juan tiene proyectos maduros y necesita factibilizarlos y más ingeniería y, en ese sentido, a la exploración le está yendo un poco mejor, pero es consecuencia también de inversión de muchos años y del estado de los proyectos. Haber dado continuidad a la exploración durante tanto tiempo, logró que los proyectos maduraran y que perfilaran para la prefactibilidad, prrefactibilidad o el Informe de Impacto Ambiental de la etapa de producción. Eso hace que, en cuanto a inversión en exploración, San Juan haya sido el destino más elegido de todo el país, pero es una cosa que está relacionada a la situación y a la historia exploratoria.

- ¿Y el tercer segmento cuál es?

-El tercer segmento es el de las cales, que tiene muchas posibilidades de crecimiento y es un sector que está haciendo una fuerte inversión mirando al futuro y por qué no al presente en lítio que se abre como una oportunidad de consumo. El aumento de consumo de cales en Chile también, por mayor utilización de cales argentinas en procesos del cobre. Cuando los proyectos de cobre locales o argentinos empiezan a producir se va a necesitar más cales, entonces ahí hay un horizonte y los caleros se están animando a hacer inversiones. Sinceramente podríamos agregar un cuarto segmento que podría ser el de los servicios y justamente la producción impacta en las empresas de servicio. Una de cal y una de arena.

-¿Cuál sería el peor escenario para la minería de la mano de cualquier resultado electoral?

Lingotes de oro.
Lingotes de oro.

-Yo creo que el peor escenario es que la economía no logre estabilizarse, porque eso va a arrastrar al dólar y la inflación que es una carrera en la que todos estamos corriendo sin ganarle a nadie. Entendemos el momento del mundo, pero el país está con la economía casi descontrolada especialmente con lo relacionado a la inflación lo que lleva a otros temas también. El país no ha logrado generar la cantidad de dólares para tener una balanza comercial equilibrada y en eso la minería puede jugar un rol fundamental. Nosotros decimos que somos la solución, no el problema. Hay que animarse a desarrollar otro complejo industrial para el país y la minería lo es. No somos una actividad de siembra y cosecha, entonces hay que planificar bien y por eso toda esta incertidumbre económica genera falta de confianza a la hora de hacer grandes inversiones y el momento de las grandes inversiones es este. Si hay una provincia que puede tener un impacto muy fuerte en el país es San Juan, porque tiene la mayoría de todos los proyectos de cobre, pero tienen que darse las condiciones. Tal vez es eso lo que más está afectando a la inversión de construcción básicamente.

-Mendoza está entibiando motores de la minería, ¿son buenos y acertados los pasos hasta el momento?

-Mendoza tiene que animarse porque su potencial es importantísimo especialmente en términos de cobre. Que San Juan haya avanzado tanto y que Mendoza no lo haya hecho genera el efecto, ¿por qué un vecino sí y el otro no? Creo que Mendoza con el tiempo irá cambiando su visión en los negocios en general. Nos planteamos autonomización de los procesos y no planteamos qué hará esa gente de la vitivinicultura cuando, de un día para otro, la cosecha sea automática. Hay un mundo empresario que también empieza a ver cuál es el mejor equilibrio para las cosas, entonces tiene que ver con eso también.

- ¿En qué está enfocada hoy la Cámara Minera de San Juan?

-En acompañar el desarrollo minero para que sea una industria cada vez más fuerte, más significativa. Esperamos que haya un desarrollo armónico no solamente de la minería, sino que la minería sea el disparador o palanca que nos haga dar el salto hacia una excelencia productiva nacional. Yo sueño con que San Juan sea la provincia que más exporta minería, pero también frutos frescos, salsa, vino, y todo lo demás. Esa sería la ruta del éxito que nos permitiría demostrar que la minería es una actividad integradora en el sentido de que puede generar fondos para estimular otras industrias. La visión que podemos tener es que la minería nos puede ayudar a todos y que, en algún momento, todos deberíamos ayudar la minería.

- ¿Como Cámara les resulta difícil lograr un contrapeso con lo que son las políticas de Estado?

-La Cámara tiene todo un fin colaborativo hacia las autoridades, obviamente entendemos que el gobierno es una cosa y que las empresas que conforman la Cámara son otras. Somos del sector privado y podemos articular, trabajar y llevar ideas al sector público, pero la función del gobierno está perfectamente limitada lo mismo que la función de las empresas.

-Para cerrar, volviendo al plano electoral, ¿que gane el mejor?

-No, tiene que ganar el que prometa más compromiso, más desarrollo y una administración más austera, me parece que todo el mundo está esperando eso.

COMPARTIR NOTA