30 de mayo de 2024

Logo
Logo

Minería: ¿Qué quedó en el camino para mejorar el tiempo de evaluación ambiental?

Carlos Astudillo, ministro de Minería de San Juan.
Carlos Astudillo, ministro de Minería de San Juan.

Se termina la gestión y no se lograron implementar cambios para acelerar los procesos y avanzar con los proyectos mineros.

Por H o por B, en el Ministerio de Minería de San Juan no avanzaron algunas opciones para acortar el tiempo que exige evaluar un Informe de Impacto Ambiental para la etapa de producción. Una, y la más compleja, era pagarles un plus a los miembros de la Comisión Evaluadora.

La gestión uñaquista, que termina su ciclo de ocho años en diciembre, tuvo la oportunidad de evaluar, hasta el final, un solo Informe de Impacto Ambiental (IIA) para la construcción de un emprendimiento minero y la puesta en producción. El final de esa evaluación terminó con el otorgamiento de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) al primer proyecto cuprífero de la historia minera local: Josemaría. En el primer semestre del 2023, el Gobierno Provincial recibió dos IIA más, uno por otro de cobre como es el Proyecto Los Azules y del aurífero emblemático Hualilán.

Las autoridades provinciales cuando recibieron el Informe de Impacto Ambiental de Hualilán.
Las autoridades provinciales cuando recibieron el Informe de Impacto Ambiental de Hualilán.

Josemaría presentó su Informe de Impacto Ambiental en marzo del 2021 y trece meses después, en abril del 2022, obtuvo la DIA. Por entonces, desde la cartera minera se jactaban de que la evaluación había sido casi en tiempo récord, aunque después también reconocieron que podría haber sido más corta. Analizando la situación aparece una dicotomía. Es que sí, podría decirse que la evaluación fue, dentro de todo, moderadamente rápida pero la DIA fue entregada con más de 120 requerimientos. Uno sustancial está referido al diseño del dique de colas. De hecho, tras haber pasado dieciséis meses desde que Lundin Mining recibió el documento, que certifica el ok medioambiental para iniciar la construcción, recién el 18 de este mes la Comisión Interdisciplinaria de Evaluación Ambiental Minera (CIEAM) comenzará a estudiar el nuevo diseño del muro del dique. Lo conveniente sería que una DIA se entregue con este tipo de obras aprobadas porque, de lo contrario, los tiempos se alargan y, en algunos casos, las lentitudes hacen que las inversiones caminen por la cornisa. En el cuarto piso del Centro Cívico el comentario es que hace falta sincronizar para que el trabajo demande menos tiempo y, a su vez, profundizarlo para que los requerimientos no hagan demorar el arranque.

Proyecto Los Azules
Proyecto Los Azules

Y acá aparece una alternativa que el área del ministro Carlos Astudillo puso sobre la mesa, pero no avanzó. “Lo que se planteó, y quedó boyando porque no lo pudimos lograr con los representantes de las operadoras, fue que había que tener un manual mínimo como, por ejemplo, para los diques de colas. El mejor ejemplo de esto fue Josemaría, porque si hubiese existido un ABC en San Juan para los diques de colas, la empresa no hubiera gastado un recurso para hacer un buen modelo a nivel internacional, pero no el que aceptamos porque pusimos uno de mayor seguridad en cuanto a lo que entendíamos. Queríamos modificar todas estas cosas, pero no pudimos”, dijo Carlos Astudillo, ministro de Minería, a Los Andes San Juan.

Con Josemaría se nos agotaron los tiempos y la CIEAM estaba a la mitad del proceso, por eso hubo que ponerse de cabeza para avanzar”, comentaron desde el Ministerio. Y la experiencia de evaluar Josemaría marcó, claramente, un antes y un después. Es que, durante el proceso de evaluación, donde intervienen catorce organismos (Dirección de Evaluación Ambiental Minera del Ministerio de Minería, el Ministerio de Salud Pública, el Departamento de Hidráulica, INA-CRAS, la Dirección de Planeamiento y Desarrollo Urbano, la Dirección de Recursos Energéticos, CIPCAMI, INPRES, UNSJ, UCCuyo, la Secretaría de Ambiente con tres direcciones, el INTA y la Secretaría de Agroindustria y Ganadería.), sus representantes expusieron que querían cobrar un plus salarial debido al tiempo y análisis riguroso que demanda evaluar un IIA de producción. Hay quienes estuvieron de acuerdo en asignarles una remuneración extra para que, llegado el caso, pudieran dedicarle más horas a la tarea. Igual, no es tan sencillo.

El campamento del proyecto Josemaría.
El campamento del proyecto Josemaría.

Según detalló el ministro Astudillo “fue evaluado en su momento y encontramos un grado de solución para los empleados del Estado. Hay distintos organismos, los provinciales y los nacionales, y en el nacional que sería el INTA, el INA-CRAS y las universidades, no podemos hacer nada. Lo que sí habíamos hablado era un grado de compensación, pero quedó a medio concluir. Puntualmente, lo que se planteó fue pagar un jornal de campaña a los estatales, pero, desgraciadamente, modificar lo que no se hizo antes ahora es medio complejo. Sobre todo, cuando se deben modificar escalas salariales. Un ejemplo: la gente que depende de la DEAM, en comparación a los que trabajan en Hidráulica, tienen el escalafón general y en Hidráulica es un poco superior. Entonces ¿a quién compensamos, al que viene de afuera o está adentro con un salario menor?”, dijo el funcionario.

La CIEAM ya comenzó el análisis del IIA del Proyecto Hualilán y, de acuerdo con lo que indicó Astudillo, “en vez de buscar la burocracia de la nota y reunión, ellos están a nuestra disposición por cualquier tema o tópico que no esté claro en el informe”. Por lo general, lo que se venía haciendo hasta ahora es que la CIEAM tenía reuniones semanales con el equipo que designa la empresa para presentar el Informe y, todas las semanas, iba describiendo cada una de las etapas. Los miembros de la Comisión reciben esa descripción, objetan durante la reunión y después tienen una semana para presentar objeciones formales. ¿Cómo se está tratando de achicar ese proceso? Que les llegue más rápido la información a los miembros de la CIEAM. Es decir, entregar la información antes y que a las reuniones de Comisión asistan habiendo analizado todos los puntos y no que cada reunión sea para entrar en el tema, presentarlo y debatirlo.

Otra idea que anduvo dando vueltas en el Ministerio fue conformar un equipo de evaluadores de proyecto. “Esta mecánica la usamos en Josemaría y también para la Mina Veladero y el Proyecto Pascua Lama. Lo que se hacía era contratar al especialista en un tema determinado y se avanzaba con ese aspecto específico de evaluación”, dijo el ministro. La intención era armar un cuerpo de especialistas externos que colaboraran en la evaluación de particularidades del IIA y así darle celeridad.

Lo cierto es que, hasta el 10 de diciembre, difícilmente se produzcan cambios significativos en el proceso de evaluación de los IIA que proponen iniciar la etapa de producción minera, seguida de la construcción. Será el equipo designado por el gobernador electo, Marcelo Orrego, el que tomará las riendas para determinar de qué manera acelerar los tiempos, sin quitarle exhaustividad a la revisión.

Seguí leyendo

COMPARTIR NOTA